Lector de libros electrónico

Pasar de leer en papel a formato electrónico es un cambio muy grande para todo lector que ame el tacto y el olor a libro nuevo. No obstante, un libro electrónico puede ser muy práctico para leer fuera de casa. Pero como cada lector es un mundo, ¿qué te parece una pequeña ayuda para escoger tu próximo e-reader?

Lectores de libros electrónicos en oferta:

No products found.

Ver más Libros electrónicos en Amazon

¿Cuál es el mejor libro electrónico para ti?

Cómo elegir un buen ereader puede parecer una tarea complicada. Sobretodo con el gran abanico de aparatos que existen en la actualidad. Uno de los puntos clave en los que tenemos que fijarnos es en la pantalla. Existen con pantalla LCD a todo color y con tinta electrónica.

Los primeros no están mal si no vas a leer durante mucho rato porque este tipo de pantallas emiten luz (como emiten las tv, móviles, tablets…) y pueden fatigar nuestra vista. Por otro lado, los que utilizan tinta electrónica reducen el cansancio de los ojos porque permiten visualizar los textos a plena luz del día. Es así gracias a que refleja la luz del mismo modo que el papel, con lo que es capaz de emular las sensaciones que se producen al leer un libro tradicional.

Otro punto a tener en cuenta es la luz integrada que ayuda a mejorar la calidad de visualización en entornos que tengan poca o mucha luz logrando que puedas continuar con la lectura estés donde estés.

¿Con Wi-Fi? ¿Y tarjeta de memoria? Hay dos formas de guardar los libros electrónicos en nuestro dispositivo: por Wi-Fi accediendo directamente a la tienda online de libros o conectándolo por USB al ordenador y pasando los archivos a su memoria interna. Elige lo que sea más cómodo para ti . En cuanto a la tarjeta de memoria, en general no suele ser necesaria porque estos dispositivos suelen tener unos 2 GB de memoria (en los que llegan a caber 20.000 libros) pero si es cierto que vienen con esa opción. 

 

¿Lector de libros electrónico o tablet?

La principal diferencia entre ellos es la pantalla. Mientras el lector de libros electrónico utiliza pantalla de tinta electrónica o E Ink (la cuál esta hecha con un polímero formado por millones de partículas esféricas que cambian de tonalidad gracias a pequeños impulsos eléctricos, ofreciendo así una cara blanca y otra negra con las que se van formando las letras) la tablet suele utilizar una pantalla de LCD retroiluminada. Las pantallas de los lectores de ebooks están diseñadas para simular a la perfección la hoja de un libro, no están retroiluminadas y no emiten luz como las pantallas LCD de las tabletas. La experiencia de lectura resulta más cómoda con la tinta electrónica ya que no se fuerza la vista, y por tanto, no se fatiga. 

Otra diferencia entre ambos dispositivos es la duración de la batería. Mientras que la de una tablet puede durar unas 10 horas de uso continuado la de un lector de libros electrónico no requiere de mucha ya que no emiten luz como las tablets. Por lo que normalmente la batería de un ereader puede llegar a durar varias semanas (depende del modelo que selecciones).

Estas son las dos características que recomendamos tener en cuenta como base. Luego puedes valorar otras como la comodidad de uso de ambos dispositivos, para qué lo quieres (solo para leer o también para navegar por internet o hacer uso de alguna app), el presupuesto que tengas y el uso que le vayas a dar.

 

No vayas al más barato sino al que mejor se ajuste a ti

No te dejes llevar por un precio muy bajo si los materiales de los que está fabricado no son buenos. Ten en cuenta que la salud de tus ojos está en juego y que es necesario protegerla. Si no está homologado ni te molestes en comprarlo porque puedes llegar a perder visión.

También puede pasar que tenga poca memoria y tengas que hacer limpieza de libros frecuentemente. O que la batería dure menos que la de tu móvil.